MSF ayuda a combatir la malaria en el norte de Venezuela

Tres pilares del tratamiento y la prevención del paludismo

Sucre es uno de los estados venezolanos con mayor incidencia de malaria. Su clima y vegetación hacen que la zona sea perfecta para la proliferación del mosquito Anopheles, que transmite la enfermedad. Médicos Sin Fronteras (MSF) realizó más de 20.000 pruebas de diagnóstico en Sucre solo en 2019, de las cuales más de 12.000 dieron positivo. MSF ha estado presente en la zona durante el último año, colaborando con el Programa de Malaria de la Dirección Regional de Salud Ambiental en una estrategia para reducir y controlar la enfermedad.

En siete centros de salud de cinco municipios del estado, MSF trabaja en tres pilares principales: diagnóstico y tratamiento precoces; fortalecer las actividades de vigilancia epidemiológica y control de vectores; y promoción de la salud. Con este enfoque de múltiples niveles, las clínicas San Vicente, Agua Clarita, Guaca, Putucual, Caño Ajíes y Coicual y el hospital Yaguaraparo cuentan con el apoyo de MSF, lo que ayuda a brindar una respuesta oportuna a la malaria.

Cada uno de los centros recibe no solo suministros de pruebas rápidas, tratamiento de malaria y mosquiteros para su distribución, sino también medicamentos de atención primaria para asegurar el tratamiento urgente de otras enfermedades prevalentes en la zona y equipo médico básico como un esfigmomanómetro para medir la presión arterial. y termómetros.

Los centros también reciben apoyo para sus programas de salud sexual y reproductiva y capacitación para personal médico y no médico sobre medidas de prevención y control de infecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.