Es posible que se hayan identificado células cerebrales que causan mareos: ScienceAlert

Es posible que se hayan identificado células cerebrales que causan mareos: ScienceAlert

Si la idea de conducir por una carretera sinuosa le produce náuseas, piense en los ratones utilizados en un nuevo estudio, que buscaba identificar las células cerebrales responsables del mareo.

Se arrojaron ratones desprevenidos a un tubo de plástico, se los ató a una ruleta giratoria y se les envió a dar vueltas, para que los investigadores pudieran identificar qué neuronas se activaban después de este viaje que les provocaba náuseas.

La temperatura corporal de los animales bajó y evitaron la comida y se acurrucaron en sus jaulas, todos signos claros de que estaban experimentando algo similar al mareo humano. Sudores fríos, ¿alguien?

A partir de investigaciones anteriores, el neurocientífico Pablo Machuca-Márqueza, de la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​​​y sus colegas pensaron que comenzarían a observar células en el núcleos vestibularesun haz de fibras nerviosas en el tronco del encéfalo que transmite señales desde el oído al cerebro.

Los sensores en nuestro oído medio, así como en nuestras extremidades y ojos, brindan información a nuestro cerebro para orientarnos mientras nos movemos. Se cree que un desajuste sensorial causa mareo: nuestros ojos y oído interno le dicen a nuestro cerebro que nos estamos moviendo cuando no lo estamos.

Diferentes partes del cerebro procesan la información sensorial procedente del oído, los ojos y las extremidades, pero se sabe poco sobre qué neuronas realmente señalan el mareo. Identificarlos podría ser un paso hacia un desarrollo más efectivo medicamentos para el mareocon menos efectos secundarios.

Para comprender qué células se activaban en respuesta al mareo, Machuca-Márqueza y sus colegas inhibieron diferentes subconjuntos de neuronas dentro de los núcleos vestibulares y luego ataron ratones a la ruleta para ver si esos cambios aliviaban el mareo.

READ  El telescopio Webb capta un cúmulo de pequeñas estrellas en el centro de la Vía Láctea

Los ratones daban vueltas en círculos. La inactivación de un grupo de neuronas vestibulares que expresan una proteína llamada VGLUT2 evitó el mareo inducido por el giro en los animales.

La activación de esas mismas neuronas desencadenó un comportamiento similar al mareo en ratones sin girarse. Hablemos de discrepancia sensorial; Sería un verdadero viaje.

De aquellas neuronas que expresan VGLUT2, las células que generan un receptor llamado CCK-A fueron responsables de la mayoría de los comportamientos de mareo en los experimentos, encontraron los investigadores.

También mapearon los circuitos de estas neuronas y encontraron densas proyecciones de neuronas CCK-A conectadas a neuronas en el cerebro. núcleos parabraquialesun área conocida por regular la supresión del apetito, la temperatura corporal y el letargo.

La estimulación de estas proyecciones provocó algunos, pero no todos, signos de mareo en ratones. La temperatura corporal de los animales bajó y evitaron los alimentos azucarados, pero aun así comieron y se movieron con normalidad. De modo que otras conexiones que surgen de los núcleos vestibulares probablemente inducen esas respuestas corporales al mareo.

Cuando los investigadores bloquearon el receptor CCK-A con un compuesto farmacéutico antes de enviar a los ratones a dar un paseo, la mitad del número de células cerebrales en los núcleos parabraquiales estaban activas, y esto alivió algunos comportamientos de mareo.

La mayoría de los medicamentos contra el mareo funcionan de manera similar, para reducir la actividad en el sistema de equilibrio del cerebro o limitar las señales enviadas entre el cerebro y el intestino, para ayudar a detener las náuseas y los vómitos.

READ  La cápsula Starliner de Boeing está en camino de lanzar la misión OFT-2 a la estación espacial el 19 de mayo.

Pero estos medicamentos son, en el mejor de los casos, contundentes. Bloquean los mensajeros químicos que actúan en todo el cuerpo, provocan somnolencia y tienden a funcionar sólo si se toman antes de que se produzca el mareo; después de lo cual rara vez son eficaces.

En 2012, la NASA anunció que estaba desarrollando un Aerosol nasal de acción rápida para combatir el mareo, pero todavía estamos por escuchar los resultados de los ensayos clínicos que habían planeado.

Si las vías descubiertas en este estudio con ratones funcionan de la misma manera en humanos, entonces los investigadores pueden tener un objetivo nuevo y más claro para eliminar las dolencias inducidas por el movimiento, para nuestro alivio.

El estudio fue publicado en PNAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *