SVG PM quiere poner fin al «embargo criminal» contra Cuba y Venezuela

“Se dijeron muchas cosas en la Cumbre de las Américas, pero hasta ahora no hemos visto ningún cambio con respecto a Venezuela y Cuba. El embargo criminal continúa”, dijo.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, rechazó este viernes las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y Cuba durante la 22 reunión del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

«Se dijeron muchas cosas en la Cumbre de las Américas… pero hasta ahora no hemos visto ningún cambio con respecto a Venezuela y Cuba. El embargo criminal continúa. Tenemos que seguir hablando de estos temas”, dijo.

En junio, la administración del presidente Joe Biden excluyó a Venezuela, Nicaragua y Cuba de la cumbre de Los Ángeles. Rechazando esta forma de exclusión, San Vicente y las Granadinas y otros países latinoamericanos no participaron en ese evento.

Gonsalves también recordó que el sistema financiero internacional sirve como herramienta para ejecutar el bloqueo económico contra las naciones que no siguen los deseos de Washington.

“Debemos seguir denunciando el uso ilegal de los sistemas financieros. Esto tiene víctimas inocentes que sufren estas acciones”, dijo y explicó que la adopción de medidas no afecta solo al país sancionado.

«El ALBA-TCP es una gran unidad en América Latina y el Caribe… por lo que debemos analizar cómo responder a la situación actual», subrayó Gonsalves, refiriéndose a los procesos políticos y económicos globales que afectan a los países en desarrollo.

El canciller venezolano, Carlos Faria, también presente en la reunión del Consejo Político, rechazó las herramientas tradicionales de la política exterior estadounidense.

READ  Las altas expectativas de Pak sobre China podrían colapsar debido a su economía en caída libre

“Los países del ALBA-TCP rechazamos la imposición de medidas coercitivas unilaterales contra estados soberanos. Además de violar el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, atentan contra el desarrollo, la economía y la estabilidad de nuestros pueblos”, subrayó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.